domingo, 22 de enero de 2017

Rogue One: una historia de Star Wars

¡Hola a todos! Ya sé que ha pasado mucho tiempo desde su estreno, pero hoy ha tocado hablar de una de las películas del año 2016, además de una de las más polémicas: "Rogue One: una historia de Star Wars". Como todos ya sabemos, es un spin-off de la saga, y por lo tanto pretende desmarcarse de la misma aunque pertenezca al mismo universo. ¡Allá vamos!

La trama se centra en el prólogo de "Una nueva esperanza", es decir, en la historia de los pilotos que consiguieron robar los planos de la Estrella de la Muerte. Como protagonista tenemos a Jyn, una chica en busca de su padre, al que todos tienen por traidor al ser el diseñador del arma más poderosa del Imperio. Tras recibir un mensaje suyo, no se detendrá ante nada para cumplir lo que le pide y,de paso, intentar acabar con la tiranía de esa nueva dictadura. Para ello contará con la ayuda de un rebelde llamado Cassian y su amigo K-2SO, un robot reprogramado.



Lo primero que tengo que dejar claro es que no soy la mayor fan de la saga Star Wars. Me gustan mucho, pero no soy tan admiradora de las pelis como muchísimas otras personas y puede que haya cosas que me haya perdido por el camino. Aún así, seré lo más justa que pueda con ella.

Personalmente me gustó. La acción es bestial, tiene unos planos de escándolo, y está muy bien llevada a pesar de su duración (¿por qué todas son tan largas?). Los actores se lucen (en especial Diego Luna, que nos encanta desde siempre) aunque tampoco creo que sean los papeles que marcarán su carrera artística, y tiene una escena que pasará a la historia del cine (más abajo pondré una zona de spoilers para comentarla).



Me llamó mucho la atención como ahondan en lo ambiguo del ser humano. Durante las tres sagas sólo hubo malos y buenos. Aquí vemos algo totalmente diferente: ni todos los buenos son tan buenos ni todos los malos son tan malos. Como dijo una vez un gran sabio: "todos tenemos luz y oscuridad en nuestro interior" (Sirius Black es todo un filósofo), y han sabido explotarlo muy bien, dejando algunos momentos para el recuerdo.

Me encantaron todos y cada uno de los cameos, especialmente dos increíblemente inesperados (los que hayáis visto la película sabréis de quiénes hablo). Fueron la forma perfecta de enlazar esta película con el origen de todo este universo, quedando un final redondo. 



Y hablando del final... Oh my God!! Eso es lo que yo llamo un final de vértigo. La última media hora no te podías separar del asiento de la tensión, tanto a nivel de argumento como de efectos. Al fin y al cabo, ésta es una película bélica, sólo que en lugar de tanques tenemos naves espaciales. De verdad, unos 30 minutos de sobresaliente.

No obstante, para mí tuvo un problema de base: el guión. No es malo, pero era cliché tras cliché durante más de dos horas, empezando por el comienzo. Una niña ve como uno de sus padres es asesinado y tiene que huir y esconderse hasta que la encuentra un amigo de su familia y la cria. Tras eso, se convierte en una chica dura, independiente, luchadora y un poco fría al principio pero con una luz interior que hace que todo el mundo la apoye y se pueda llegar a hacer una rebelión. Por el amor de Dios, ¡Jyn es Katniss! Para mi, podría haber sido una película de diez si se hubiesen dedicado a trabajar y desarrollar más la trama y los personajes, dándoles algo que los haga distintos y complejos. Puede que en la saga original hubiese muchos tópicos, pero hablamos de los años 70 y 80, ¡ellos crearon los estereotipos! Que se recurra una y otra vez a lo mismo ya no me vale, o se aporta algo o la película no pasará de normalucha. Como os digo, más abajo os explicaré con más detalle de ello.



En conclusión, "Rogue One" me parece una película que se quedó un poco a dos aguas, siendo para mi una película olvidable pero con escenas tan espectaculares que todos recordaremos. Le pongo un 6,5.

Arantxa

Ahora sí, voy a comentar algunas partes de la película. ¡Alerta spoilers!

- Me encanta que el "bueno", el líder de los rebeldes, es tan fanático como el propio Imperio. Podemos ver que los héroes de la película no son tal, y que para cumplir sus objetivos tienen que secuestrar, engañar y asesinar a quien sea, incluso a los inocentes. Por otro lado, tenemos al arquitecto de la Estrella de la Muerte, quien no pudiendo evitar que se construya ese arma, se pasa años y años engañando al Imperio para que su fabulosa arma tenga un defecto y sea, en la medida de lo posible, "fácil" de destruir.  

- Sin embargo, los clichés son demasiados. La chica fuerte y decidida y el rebelde taciturno y sexy (no será especialmente guapo, pero Diego Luna tiene un puntazo) al principio desconfían el uno en el otro, pero al final acaban sucumbiendo y  acaban dando la vida por una causa justa, mientras sus miradas se encuentran: ellos saben que se aman.

- Porque chicos, que no hubiese beso al final no significa que en esta historia no añadieran un romance a la trama. Lo hubo, y se notaba. Es más, en la escena del ascensor, cuando van a retransmitir los planos, MJ y yo nos acercamos la una a la otra y dijimos: "aquí había un beso y lo cortaron en el último momento". De lo malo evitaron el último tópico, algo es algo. 

 - Me gustó muchísimo que todos murieran pero habiendo cumplido su objetivo. Como dije, no es sino una peli bélica, y en las guerras la gente buena muere. Reconozco que las muertes que más me dolieron fueron las de K-2SO, Chirrut Imwe (el samurai ciego), y su amigo Baze Malbus. Les cogí demasiado cariño.

- Los cameos del general Tulkin y una jovencísima Carrie Fisher fueron impagables.

- Y sí, mi escena favorita es la misma que se nos ha quedado grabada en el cerebro: Darth Vader entrando en el complejo y matando a todo ser viviente que se le cruzara. Es uno de los villanos más icónicos de la historia del cine y lo ha demostrado con creces. Para mi mereció ver la película sólo por esa escena. Increíble.



¿Vosotros qué opináis? ¿Os ha gustado la película?

Arantxa