domingo, 29 de enero de 2017

La ciudad de las estrellas

¡Hola a todos!

Hace unos días fuimos al cine a ver La ciudad de las estrellas ya que todo el mundo hablaba maravillas de ella y hoy traemos la reseña de este musical que ya ha ganado siete Globos de Oro, y es una de las películas con más nominaciones a los Oscars de la historia, junto a Titanic y Eva al desnudo.


 Creo que todos estamos de acuerdo si digo que es imposible que todas las personas del mundo se pongan de acuerdo en la misma cosa o que nos guste a todos lo mismo, por eso hacer reseñas y dar opiniones a veces puede ser peliagudo... aunque recomiende una película que me gustara o lo contrario, quizá esa misma película genere un sentimiento completamente distinto en otra persona (ni siquiera las dos administradoras de este blog se ponen 100% de acuerdo en todo... a veces en nada) xD. Lo que quiero decir es que es mi opinión, totalmente subjetiva y personal.

Todo este preludio es para explicar porque, de entre las tres amigas que fuimos a ver la película, las tres salimos con una sensación distinta. Una de nosotras salió completa, total y absolutamente enamorada de La ciudad de las estrellas y... sí, soy yo. En breve resumen voy a comentaros el porqué y después pasaré a extenderme un poco más. 

En primer lugar, adoro los musicales, ya pueden ser profundos, superficiales, dramáticos, alegres, románticos... yo acabo loca por ellos. Tienen algo dulce y especial, y aunque no soy la persona más musical del mundo esa forma de que las canciones se mezclan con los diálogos me enamora.

En segundo lugar y bastante relacionado con el primer punto, soy una romántica y en La ciudad de las estrellas hay dos claros protagonistas, la música y el amor. ¿Qué más puedo pedir?

En tercer y último lugar, me gustan las películas que se pueden definir como bonitas (supongo que también se relaciona con los punto primero y segundo), esas que tienen una cierta elegancia y delicadeza. Y esta claramente la tiene (ohh esos atardeceres).


Ahora pasaré a la reseña propiamente dicha... aunque creo que me he enrollado demasiado xD. La ciudad de las estrellas nos cuenta la historia de Mía, una joven que vive en Hollywood para cumplir su sueño de ser actriz y Sebastián, un purista pianista de jazz obsesionado con la música.

Quizá de toda la película el punto que más me ha gustado sea precisamente la banda sonora que destaco sobre todo lo demás. Pensándolo más friamente esto es lógico porque es un musical... pero bueno, al grano. Las canciones son una maravilla y durante la película no solo actúan para explicar parte de la trama con las voces de los protagonistas sino que también son utilizadas como representación de los sentimientos, sin palabras. La música como único y magistral transmisor. Me enamoré de esas escenas, me recuerdan a las pelis antiguas en las que daban tanto proganismo a la música y no solo la dejaban como acompañante y esa es otras de las razones por las que personalmente pienso que La ciudad de las estrellas está teniendo tanto éxito. Tira de añoranza. Es una película con una estética muy clásica, elegante y ciudada que recuerda a las pelis viejas (clásicas). Tiene buena música, tiene claqué, escenas dulces y romanticismo a raudales.


 Tanto Emma Stone que interpreta a Mía, como Ryan Gosling que hace el papel de Sebastián, lo hacen muy bien, especialmente Emma que se lo come con patatas, se sale. Me encanta la expresividad que tiene esta mujer, con solo un gesto ya cambia completamente. Otra de las cosas que más me gustó de ambos personajes es lo apasionados que son, y no solo me refiero a su historia de amor, si no la forma en que afrontan su vida, en cómo aman la música y el cine. Como esas pasiones les arrastran y les dan fuerza  y esperanza. Son dos perfectos personajes románticos en un escenario precioso y cuidado. Ya sé lo que estáis pensando, soy una romántica empalagosa... y tenéis razón. Después lo trataré de compensar leyendo libros de zombies.


Solo hay una cosa más que me gustaría comentar en esta reseña y es la última y definitiva razón por la que me enamoré de La ciudad de las estrellas. Sé que he hecho trampa porque no lo incluí en la lista de arriba pero quería dejarlo para el final. Desde hace un largo tiempo, cada vez que veo una película inconscientemente me pongo a analizarla. Vigilo el ritmo, el guión, las actuaciones y rebusco para expresar, de la manera más clara, mi opinión respecto a ella, pero con La ciudad de las estrellas no pasó eso. Simplemente me sumergí en ella por así decirlo, me dejé llevar y me llevó dulcemente. La iba disfrutando tanto que no pensaba en los detalles, mi cabeza solo vivía la historia y el único pensamiento era "no quiero que se termine". Hacía mucho tiempo que no me sentía así con una película y por esto mi reseña es tan positiva.

No me voy a meter en si la película está sobrevalorada, o si merece o no tantas nominaciones y premios porque no soy una crítica profesional de cine. Sólo puedo deciros qué produjo en mí. Y sí, se merece un rotundo 9. Lo dicho, es personal, entiendo que no a todo el mundo le emocione ni le parezca tan especial, si no os gustan los musicales románticos y el jazz... lo tenéis complicado. Muy, muy complicado.

Os dejo una pequeña ficha técnica:
-Título: La la land. La ciudad de las estrellas.
-Director: Damien Chazelle
-Guión: Damien Chazelle
-BSO: Justin Hurwitz (se merece la negrita)
-Duración: 127 min
-Género: Musical

¿Habéis visto la película? ¿Qué os pareció? ¿Caistéis como yo enamorados? ¿Cuál es vuestra escena favorita?

MJ