viernes, 27 de enero de 2017

La ladrona de libros

¡Hola a todos! Hoy os traigo la reseña del primer libro que terminé en el año 2017, y que me ha flipado tanto que aún no sé muy bien cómo hablaros de él: "La ladrona de libros", de Markus Zusak.

Esta novela cuenta la historia de Liesel Meminger, una niña de diez años cuya madre se ve obligada por razones desconocidas a dejarla con un matrimonio un tanto pecualiar durante la víspera de la II Guerra Mundial. Ella, por su parte, al mismo tiempo que ha de superar el abandono y la muerte de su hermano pequeño, va sintiendo una fascinación por las palabras y la literatura que la llevará a "tomar prestada" alguna novela.

Sin duda alguna, puede decirse que es bonito. Parece una tontería lo que acabo de decir, pero pocas veces he visto narrar sucesos de la época en la que se ambienta la historia sin que fuese cruda, cruel y muy dura, algo que no todo el mundo puede soportar. Sólo he podido ver este tipo de trama contada de manera similar en otra ocasión, y fue al ver "La vida es bella". Y creédme, a veces es más desgarrador que la más desgarradora de las tramas.

Para mi este libro tiene tres puntos fuertes: el primero es la historia en sí misma. No trata acerca de lo malos que eran los nazis, ni de lo diabólico que era Adolf Hitler, ni de lo mucho que sufrieron los judíos durante el Holocausto... Todo ello tiene su relevancia en la trama, pero lo que leemos no es ni más ni menos que los sucesos de una familia normal y corriente que ha tenido que vivir una época llena de desgracias. A través de los ojos de Liesel y de sus padres, Hans y Rosa, nos adentramos en un mundo de magia, de amor, de felicidad y de literatura, mucha literatura (¿Cómo no me va a gustar este libro?)



El segundo punto importante son los personajes. Son todos tan complejos, están tan bien desarrollados, y les coges a todos un cariño... Hans es la encarnación del héroe dentro del hogar, una persona que sólo pretende hacer el bien en esas pequeñas cosas que tiene la vida, pero sobretodo se esmera en cuidar de su familia, de su chiquita y adorada Liesel, por lo que hará cosas tan increíbles en su misma sencillez que no puedes si no amarlo. Su mujer, Rosa, es esa mujer dura, gritona e histérica, pero que luego descubres que en realidad es la mejor persona del mundo, así como una de las valientes. Y Rudy... mi Rudy. Si Hans es el héroe de puertas para adentro, este niño es el héroe de puertas para afuera. Valiente, osado, bueno y travieso por naturaleza, el que no duda en ayudar a sus compañeros por mucho que él tenga que pagar, y esperando una y otra vez que su amiga Liesel le dé su más que merecido beso. Me enamoré de él a tantos niveles... Se ha convertido en uno de mis personajes favoritos sin duda.

Amo demasiado a este niño.

Lo último de lo que quiero hablar es del narrador. Los que hayáis leido el libro o visto la película sabréis por qué tengo que meter a este "curioso personaje" en esta reseña. Simplemente me fascinó cómo el autor utilizó semejante ente para contar una historia como ésta, y cómo con sus sutiles reflexiones nos enseña cosas tan significas. Me gustó especialmente una parte de la novela en la que nos explica por qué nos hace spoilers a lo largo de la misma. Impagable todo lo que nos quiere transmitir Markus Zusak.

Sólo puedo decir que ahora me arrepiento de haber visto la película hace años, porque si este librito me hizo sentir así conociendo la trama (no soy para nada de lágrima fácil, y sí, alguna se me cayó), ¿cómo habría reaccionado si no hubiese ido al cine ese día?


De verdad recomiendo que leáis La ladrona de libros, creo que se tendría que hacer en todos los colegios  y que muchos lo disfrutarían más que otras lecturas obligatorias sobre el Holocausto. Le doy un 9.

¿Habéis leido La ladrona de libros? ¿Qué os ha parecido?

Arantxa