domingo, 22 de octubre de 2017

Desayuno con diamantes

¡Hola a todos! Lo primero de todo, MJ me ha pedido que os pida perdón por no publicar su reseña el viernes (doy fe que la pobrecilla está muy ocupada estos días), pero en compensación ha prometido que la semana que viene hará una extra, de modo que habrá tres reseñas y cuatro publicaciones la semana que viene.

Hoy voy a hablaros de un clásico que tenía demasiado pendiente y que tenía que ver ya o ya, estoy hablando de "Desayuno con diamantes".

¡Allá vamos!

Título original: "Breakfast at Tiffany's"
Año: 1961
Duración: 115 min.
Director: Blake Edwards
Guión: George Axelrod (basado en la novela de Truman Capote)
Música: Henri Mancini
Reparto: Audrey Hepburn, George Peppard

Paul Varjack es un escritor que tras el éxito de su primer libro se estanca y debe depender del dinero que una mujer casada le ofrece a cambio de su "compañía". Su vida da un giro de 180º cuando conoce a Holly, su excéntrica vecina, quien, entre sus muchas ocupaciones, va a desayunar junto al escaparate de Tiffany's, visita jefes de la mafia a la cárcel y sueña con encontrar a un hombre con el suficiente dinero para hacerla rica y traer a su hermano del ejército.
Quizá sea un cliché (personalmente me da igual) pero yo me enamoré de la película con esa primera escena tan mítica como épica: Audrey Hepburn sale de un taxi con un café y un croissant en la mano y desayuna tranquilamente mientras observa el escaparate de Tiffany's con "Moon river" sonando de fondo. ¡Es simplemente mágico! Ahora entiendo el bombo que tiene esta historia, ya sólo por ello ha merecido la pena verla (que no se note el fangirleo).



La ambientación es perfecta. ¿Qué tiene Nueva York que hace que una película o una serie sea especial sólo por ella? ¿No os pasa que sólo ver sus calles en la pantalla parece como si formaras parte de ella? Me estoy poniendo un pelín cursi pero escribiendo esta reseña me doy cuenta que poner como escenario esta ciudad funciona perfectamente. ¿Quién no ha querido tomarse un yogur con frutas con Blair Waldorf en Gossip Girl? ¿Soy la única que necesitaba ir a tomar un Cosmopolitan con Carrie en Sexo en Nueva York? Peter Parker llevándote en volandas por la Gran Manzana, ¡me apunto! Pues ahora es urgente dar una vuelta por esas calles con un café en la mano (Starbucks, por supuesto, para parecer hipster) y mirar escaparates de joyas como si alguna vez te fueras a comprar alguna. Yo iría feliz.

La banda sonora es simplemente maravillosa. Entrañable, dulce, épica, melancólica... Concuerda a la perfección con su protagonista. La canción y ella son uno, o al menos esa fue la impresión que me dio. Y ya que hablamos de las interpretaciones, ¿soy yo o ese gato merecía un Óscar? Tenía más personalidad que muchos personajes a lo largo de los años.



Un dato curioso que saqué de la Wikipedia: el compositor de esta película, Henri Mancini, es el mismo que compuso la famosa canción de La Pantera Rosa.

Y tengo que hablar de esa maravillosa mujer que se ha llevado mi corazoncito y que hizo esta maravillosa interpretación: Audrey Hepburn. Se come la pantalla con patatas, un bistec de un kilo y un arroz con leche de postre. El resto del reparto me daba exactamente igual (salvo el vecino japonés, me hacía mucha gracia xD), yo quería verla a ella y a su personaje, que me parece de los mejores que se han hecho durante esos años (femenino, quiero decir. Por desgracia encontrar papeles de mujeres independientes en los sesenta cuesta un pelín).Es alocada, divertida, valiente, vanidosa, mentirosa, manipuladora, elegante, dulce... A eso llamo yo un personaje bien construido, con luces y sombras, sin que por ello deje de atraparte con su magia. Y encima lo interpreta una actriz maravillosa, ¡cómo no va a gustar!



Sí que tengo que agregarle un "pero" a esta película, pero sé que es "por mi culpa". Yo comprendo que esta película tiene casi sesenta años y que era una época muy distinta a la nuestra, pero ODIO esa típica escena de "amor" en la que el "héroe romántico" dice la famosa frasecita: "te quiero, por ello eres mía; me perteneces". Esa frase hace que esta historia tenga menos puntuación de la que debería, es que no lo puedo evitar, le daba a ese hombre con toda la mano abierta y me quedaría muchísimo más tranquila.

En resumen, me he enamorado de "Desayuno con Diamantes", es una imprescindible del cine sin duda. Ahora, como estoy en modo fan loca, sólo me queda ver el resto de películas de Audrey Hepburn, leer su biografía y comprarme un póster o algo suyo.

Nota: 9

¿Habéis visto la película? ¿Qué os ha parecido? ¿Cuál es vuestra favorita de Audrey Hepburn?

Arantxa