jueves, 25 de agosto de 2016

He oído a los mares gritar mi nombre

¡Hola a todos!

Vamos a ir recuperando un poco el ritmo en el blog y hoy jueves, toca reseña de libro. En este caso hablaré de la novela de terror que compré en el Celsius.

¡Allá vamos!



-Título: He oído a los mares gritar mi nombre.
-Autor: Víctor Conde.
-Género: Terror
-Editorial: Dolmen
-Nº páginas: 320
-Fecha de publicación: 2013

Éste es el primer libro de terror que leo del autor. Tenía ganas de hacerme con "Las puertas del infinito" que coescribió con Jose Antonio Cotrina, y como vi éste a la venta no pude resistirme a comprarlo, en parte, por la maravillosa portada. Me fascinó que no fuera la típica imagen de una sirena sino que pareciera algo más violento y oscuro, más propio del fondo del océano. Y si una portada me parece sugerente, para mí es como un canto de sirena, nunca mejor dicho xD (la broma es malísima, no me matéis por favor), así que acabó en mi bolsillo. 

En "He oído a los mares gritar mi nombre" (¿a qué el título también es una pasada? podríais estar ahí un buen rato imaginándoos esa escena, alguien escuchando el mar mientras éste gime con el viento y murmura palabras, pronunciando vuestro nombre) se cuenta la historia de Rhonda y Valeska, una pareja que se muda a la ciudad holandesa de Wissenkerke y cuya gran ansia es formar una familia. Pero en esa pequeña ciudad, pronto las cosas empezarán a torcerse y se meterán de lleno en unas misteriosas intrigas en las que habrá magia negra, oscuros secretos familiares y criaturas que solo deberían pertenecer a la imaginación.

Quizá una de las cosas a resaltar es la originalidad del libro. Si os digo que en él hay sirenas, nazis de la segunda guerra mundial y las protagonistas son dos tías que sólo buscan ser felices ¿cómo os quedáis? Yo, al menos, de piedra. Porque lo mejor de todo (y mira que todo lo que tenga que ver con la Segunda Guerra Mundial suelo eludirlo) es que Víctor Conde se las apaña para que encaje bien. Es un libro bien llevado, con sentido interno, cuyas explicaciones de todo lo fantástico son buenas y lo más importante de todo, no pierde su coherencia. 

Al comenzar la lectura me sorprendió el tono en el que está escrita la historia, muy cotidiano, en un lenguaje directo y urbano. De tú a tú, nada de florituras ni falsas elegancias. Quizá me hubiera gustado que en las escenas puras de terror, las que llevaban más carga de tensión se hubiese recreado más en ellas. Son buenas pero me dejaron ganas de más.

Rhonda...
Hace frío, frío en el lecho del mar...
Hace frío, frío en la vasta eternidad... 
Frío, frío en la calidez de la venganza...
Frío...   

No es un misterio, viendo la portada, que aparecen sirenas... Es algo que me esperaba y hubiera sido decepcionante una portada tan interesante para acabar siendo un engaño, pero no. Hay sirenas, eso seguro. Y lo más interesante es que no son las típicas que todos tenemos en la cabeza y pensamos que conocemos. Víctor Conde va más allá y nos presenta otra versión de este mito que concuerda perfectamente con el estilo de la naracción. Porque no todo es tan bonito como solemos imaginárnoslo.

Víctor Conde
En cuanto a los personajes... son todo un mundo. Muchas veces, a la hora de leer una historia, lo que buscas es que sean humanos porque los héroes perfectos, a parte de no existir, tienen poca o ninguna relación contigo, es díficil empatizar o compartir algunas emociones. Sin embargo los personajes de Víctor con realistas, naturales y coherentes; no hay mayor elogio que le pueda hacer al autor. Valeska y Rhonda, las protagonistas, sólo quieren estar la una con la otra, formar una familia y ser felices (lo que todos queremos), no son todoterrenos, a veces las cosas les salen mal, también tienen miedo y hacen lo que pueden, reaccionan como lo haríamos cualquiera de nosotros. Ellas mismas dicen "no somos Sarah Connor" y es algo que aplaudo sin dudar. 

Si tuviera que decir algo negativo (siempre hay algo ¿no?) es que, aunque la novela me gustó, se lee perfectamente, las escenas de terror están bien, hay sirenas (son mi talón de Aquiles junto a los dragones xD); tampoco me llegó a emocionar. Es buena, pero tampoco va a encabezar la lista de mis libros favoritos.

En resumen, un buen libro para adentrarse durante unas horas en misterios oscuros y negras profundidades, en las que algunas cosas podrás esperártelas y otras te dejarán sorprendido. Sin duda, me quedo con las ganas de leer alguna cosa más del autor. Le pongo un 7.

¿Conocíais el libro? ¿Habéis leído algo de Víctor Conde? ¿Qué libro de terror me recomendaríais?

MJ