jueves, 19 de mayo de 2016

Orgullo y prejuicio

¡Hola a todos!

Hace un tiempo que mi compañera subió al blog una reseña de Cumbres borrascosas y hoy quería traer mi opinión sobre otro clásico que a ambas nos encanta, Orgullo y prejuicio. No voy a entrar a describir objetivamente todos los atributos de este clásico (retrato de la sociedad de la época, crítica y papel de la mujer etc) sino que prefiero que sea una reseña más informal.

Título: Orgullo y prejuicio
Autora: Jane Austen.
Número de páginas: Entorno a unas 400.
Fecha de publicación: 1813
   
No conozco a muchas personas que hayan leído el libro y nos les gustara. Obviamente no es un libro contemporáneo, los ritmos son más pausados, las conversaciones y protocolos de sociedad son diferentes, pero es una novela romántica preciosa, impecablemente escrita (aunque eso no era necesario mencionarlo xD) y eso se nota. Supongo que muchos tenemos en la cabeza a los actores que han representado los papeles de Darcy y Lizzy y eso ayuda a visualizar también las escenas del libro.



Por si queda algún despistado: Orgullo y prejuicio cuenta la historia del señor Darcy, un acaudalado soltero al que toda mujer quiere echar el lazo y la señorita Bennet, una joven inteligente que no está dispuesta a casarse sin amor y respeto (algo que puede traer muchas consecuencias en la época de la que hablamos). En un principio la novela se iba a llamar "Primeras impresiones" que es lo que determina a los personajes a actuar de la forma en que lo hacen, pero después paso a titularse tal como la conocemos.


Tengo que reconocerlo, cuando pienso en esos dos personajes, a mi cabeza viene inmediatamente la imagen de Matthew Macfayden y Keira Knightley. Y es que ambos bordaron el papel en la película de 2006; aunque si buscáis una adaptación fiel, es mejor la miniserie de la BBC de 1995 con Colin Firth. 


 Creo que la primera vez que la leí debía tener unos 16 años más o menos, y es de esas lecturas que sabes que nunca vas a volver a repetir, que no encontrarás nada igual. O que esa primera intensa lectura no volverá a repetirse de la misma manera cuando vuelvas a pasar sus páginas. Y quizá por eso sea un libro especial para mí. No hay posibilidad de volver a leer un libro de nuevo por primera vez... a no ser que pierdas la memoria, claro.



No solo es que tenga una buena trama, con todo lo que pasa en la familia Bennet y las historias de amor de sus hermanas; tampoco es porque sea una novela costumbrista que retrate con gran talento la sociedad de la época ni las expectativas de género; ni porque tenga grandes personajes, ya sabéis, de esos que son sencillos pero tan bien detallados que se nos hacen familiares porque nos reconocemos en ellos; no es por su prosa, ni por las preciosas citas que se pueden sacar del libro, ni por las respuestas mordaces de Lizzy ni por las declaraciones de amor (sean del tipo que sean, porque en el libro hay varias); quizá lo que tiene de especial Orgullo y prejuicio es que tiene todo eso entre sus solapas. Puedes hundirte en él sin problemas, sin que necesites aire porque ahí lo tienes todo. Por eso creo que es una novela  que nunca pierde brillo con el paso del tiempo


 Quizá de todo lo mencionado y a un nivel un poco más objetivo (o tratando de que sea objetivo) lo que más me guste sean los personajes. Jane, la hermana de Lizzy es buena, generosa y bella, y eso lo percibes inmediatamente, no tienes dudas de cómo es el personaje. Lo mismo Lizzy y sus principios. O Darcy con ese aire estirado al que le resulta imposible no caer enamorado. O incluso Lydia que se hace completamente odiosa. ¿Quién no entiende las decisiones de Charlotte? ¿O el carácter de Bingley? Seguro que sea cual sea el personaje que escojáis encontráis algún rastro suyo en alguien que conocéis.  

 Tampoco quiero enrollarme mucho más, porque creo que ya he escrito demasiado. Espero que si lo habéis leído os haya gustado y si aún no lo habéis hecho, le deis una oportunidad y os guste tanto como a mí. Voy a seguir reservando mis dieces a la espera del libro perfecto pero Orgullo y prejuicio es un gran 9.

¿Habéis leído algo de Jane Austen? ¿Cuál es vuestra cita favorita? ¿Qué clásico me recomendaríais? 

Os dejo aquí algunas de las citas del libro:  

"Es una verdad universalmente conocida que un hombre soltero poseedor de una gran fortuna necesita una esposa".
"Me pregunto quién sería el primero en descubrir la eficacia de la poesía para acabar con el amor".
"En vano he luchado. No quiero hacerlo más. Mis sentimientos no pueden contenerse. Permítame usted que le manifieste cuan ardientemente la admiro y la amo". 
"Me ocupaba en cosas mucho más agradables. He estado meditando en el gran placer que pueden proporcionar unos ojos hermosos en el rostro de una mujer bonita".
"A poca gente quiero de verdad, y de muy pocos tengo buen concepto. Cuanto más conozco el mundo, más me desagrada, y el tiempo me confirma mi creencia en la inconsistencia del carácter humano y en lo poco que se puede uno fiar de las apariencias de bondad o inteligencia".
"-¿Y ésta es toda la contestación que he de tener el honor de esperar? Quizás pudiera desear que se me informarse porque con tan escasa prueba de cortesía soy rechazado así.
-También podría yo averiguar porque con tan evidente designio de ofenderme y de insultarme me dice usted que le gusto contra su voluntad,contra su juicio y aún contra su modo de ser. ¿No es esta alguna excusa para mi falta de cortesía, si es que en realidad la he cometido?".
"No podría decirte qué momento, qué lugar, qué mirada o qué palabra sirvieron de base. Hace ya demasiado tiempo. Lo que sí sé decirte es que para cuando me di cuenta ya estaba metido hasta el cuello".
"Mis afectos y deseos no han cambiado, pero una palabra suya me silenciará para siempre".
"La vanidad y el orgullo son cosas distintas, aunque muchas veces se usen como sinónimos. El orgullo está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que quisiéramos que los demás pensaran de nosotros".
"Ocultando sus pensamientos al hombre a quien ama, una mujer puede perder la ocasión de despertar su amor, y es un triste consuelo para ella pensar que nadie se ha enterado de que estaba enamorada. En los enamoramientos cuentan mucho la gratitud y la vanidad; de ahí que sea peligroso dejar que surjan por sí mismos. Su inclinación puede ser espontánea y empezar como una sencilla preferencia, cosa muy natural; pero somos pocos los que tenemos suficiente valentía para enamorarnos del todo si la otra parte no nos anima, De diez casos, en nueve aconsejaría a las mujeres que demostrasen más afecto del que realmente siente, pues todo puede quedar en simpatía si ellas no le animan al caballero a continuar."
"Pero aborrezco fingir y no me avergüenzo de mis sentimientos. Eran naturales y justos. "

MJ