viernes, 21 de octubre de 2016

Tesoros de infancia: Los cinco

¡Hola a todos!

Hoy quería retomar las entradas de Tesoros de infancia y que mejor que hacerlo con la colección de libros de Los cinco, de Enid Blyton. Desde luego marcaron un antes y un después en mi, no tan larga, vida lectora y los recuerdo con muchísimo cariño.

Así que ¡allá vamos!




Los cinco es una colección bastante larga de libros infantiles, unos veintiuno, que narran las aventuras de un grupo pequeño de niños que no le temen a nada, secuestros, robos, contrabandistas o tesoros escondidos que deben rescatar. Así conocemos a los hermanos Julián, Dick y Ana y su prima Jorge, que en realidad se llama Jorgina pero está empeñada en ser un chico e insiste en el que llamen Jorge. Y los que no conozcan a Los cinco pensarán: ¡pero si solo has nombrado cuatro! Y es que el quinto miembro y, quizá, el más adorable e imprescinble de todos, es Tim, el perro de Jorgina. No hay manera de no cogerle cariño.



Esta serie de libros fue escrita entre 1942 y 1963 y, queramos o no, eso se nota al leerlo. Quizá a un niño de diez años le extrañen algunas de las costumbres o aficiones de los cuatro amigos, la forma en que tratan a los padres o a los mayores (no hay niños más educados y buenos que ellos) o la forma en la que se reparten las tareas de la casa. Por poner un ejemplo, recuerdo un libro en el que se hospedaban en la granja y Julián y Dick, como "buenos chicos", se dedicaban a ayudar en las tareas de más fuerza, mientras Ana y Jorge, como "buenas chicas" ayudaban en casa. Aunque hoy en día choque, en la época en la que se escribieron era lo normal y a pesar de llamar la atención en un principio, recuerdo que me acostumbré rápido y la amabilidad de los niños enseguida ganó mi corazón fueran cuales fueran las tareas que tuviesen encomendadas, así dicho en modo épico.

Los cinco son libros de aventuras y misterios. Siempre me preguntaba adonde me llevarían en esa ocasión, que tipo de sorpresas me tendrían reservadas ¿pasadizos secretos? ¿tesoros escondidos? ¿secuestros inesperados? Todo podía ser posible y eso me maravillaba. Para iniciarse en la lectura son una saga genial y más aún porque todos los protagonistas son amables y simpáticos. Es imposible que les tengas antipatía o te desagraden de algún modo. Son perfectos modelos a seguir y admirar.

Como decía, todos los personajes son geniales pero hay uno que desde el primer libro se ganó a pulso su posición de favorito y es, sin ninguna duda, Jorge. Jorge, como su padre, tenía bastante temperamento y lo mostraba en unas cuantas ocasiones, sobre todo al inicio de la serie en que era bastante huraña y solitaria, pero según avanzaban las páginas descubrías a una muchacha valiente, con ideas firmes, gran pasión por los animales como se puede ver con Tim y ganas de ser ella misma. Su nombre real era Jorgina pero resultaba que en una época en que la mujer no era igual al hombre, ella lo hacía todo tan bien como podía hacerlo cualquier chico pero no la trataban igual que a ellos por eso se enfadaba tanto cuando la llamaban Jorgina y no Jorge o la trataban como una niña. A mí, en particular, su caracter y su fuerza me tenían enamorada y creo que es un mensaje genial para cualquier niña o niño. Podemos hacer lo que sea sin importar quienes seamos.

En resumen, Los cinco siempre serán importantes para mí y tendrán su lugarcito en mi memoria. Son perfectos para que los niños comiencen a leer con más constancia una serie porque siempre quieres más de sus aventuras y aunque, por la época, los roles de género están bastante marcados, lo compensan por todas las buenas actitudes y valores de sus personajes.

Pd.: Existe serie televisiva por si alguién tiene curiosidad.

¿Alguién los ha leído? ¿Sois más de Los siete o de Los cinco? ¿Cuáles son vuestros Tesoros de infancia?

MJ