domingo, 17 de abril de 2016

El bosque de los suicidios

¡Hola a todos!

Hoy traigo la reseña de la película El bosque de los suicidios. La historia se centra en Sarah, interpretada por Natalie Dormer (Margaery en Juego de tronos), cuando, al presentir que su hermana gemela está en peligro, decide viajar hasta el bosque Aokigahara, en Japón, famoso por ser un lugar poblado de fantasmas al que la gente acude a quitarse la vida.

Antes de ir a ver la película ya había visto alguna reseña negativa así que tampoco me esperaba la obra del siglo pero sí me hubiera gustado que se desarrollara diferente. Supongo que es culpa mía por generarme expectativas (sin pretenderlo) y pensar que la trama del bosque se iba a desarrollar de manera distinta

El bosque de los suicidios abusa de los sustos, en plan, subida repentina de volumen e imágenes bruscas, pero tampoco tiene mucho más que ofrecer. Un par de sobresaltos y, salvo honrosas excepciones, ganas de matar a la protagonista por hacer cosas absurdas y tomar las típicas decisiones necias que tanto sacan de quicio en las películas de terror. Vale, que quizá todos haríamos lo mismo en esa situación pero, de verdad ¿no son muy tontos?

Los actores lo hacen bastante bien y salvan un poco la peli, pero aún así, si buscáis una película de terror distinga y que meta tensión en el cuerpo, ésta no lo consigue. No deja de parecerse a cualquier otra producción americana que ya tenemos tan trilladas.

Quizá lo que más me desilusionó fue el bosque en sí. Es un bosque real que se encuentra en las faldas del Monte Fuji en el que, durante la época feudal, las familias abandonaban a aquellos que no podían alimentar, ancianos y niños. Ya sólo partiendo del malestar que provoca saber esto podían haber consiguido una historia mucho más sugerente. Porque lo único que el bosque de la película hace, es provocar alucinaciones en las personas que se internan de él y están tristes o tienen algo que superar, pero nada más. Me dio la sensación de que no supieron aprovechar bien ese potencial.

La película, salvo un par de sobresaltos (me asusto fácilmente) no me dio demasiado más. Es totalmente prescincible. Así que sólo por el cabreo que me dejaron las estupideces de la protagonista (en serio, es muy necia) le pongo un 4.

Pd: La musiquita del final da muy mal rollo. Punto a favor ^^

¿Habéis visto la película? ¿Qué os ha parecido? ¿Preferis el terror psicológico o el de sobresaltos?  

MJ