lunes, 6 de febrero de 2017

Train to Busan

¡Hola a todos! Hoy os voy a hablar de una película que descubrimos por casualidad en el cine. Estábamos esperando a que nos dejaran pasar a la sala que nos correspondía cuando mi compañera MJ se fijó en la de al lado, diciendo: "Train to Busan. ¿Busan no está en Corea del Sur?" De ahí buscamos el trailer y fuimos esa misma semana a verla. ¡Benditas coincidencias!

Train to Busan es una película que se centra en Seok-Woo, el típico hombre de negocios que ha alcanzado el éxito sin importarle pisotear a los demás para lograr sus propósitos. El día antes de su cumpleaños, su hija le suplica que la lleve en tren a ver a su madre, de la que está separado. Sin embargo, en pleno viaje se enteran del extraño comportamiento que están teniendo algunas personas a lo largo del país. El terror se desata cuando uno de ellos entra en el tren en el que ambos viajan.


Yo no soy especialmente fan del género zombie (aún no sé cómo me he viciado tanto a The Walking Dead), pero esta película es una maldita joya. Os parecerá una tontería, pero creo que influye el hecho de que no sea una película americana, donde no hacen más que caer en los tópicos de siempre. Aquí tenemos una que, si bien se hace lenta al principio, después coge carrerilla y nos hace tenernos en tensión todo el metraje.

¿Queréis pasar miedo de verdad con un apocalipsis zombie? Ésta es vuestra película. Es la historia de la tripulación de un tren teniendo que enfrentarse a monstruos sanguinarios con nada más que ellos mismos. Esto no es U.S.A., no tienen armas y nada con lo defenderse, sólo pueden correr y esperar que no los alcance. Y creédme, esto hace que no tengas ni un solo segundo de alivio desde que aparece el primer zombie en escena.

Y ahí va el segundo punto que me ha encantado de esta película: los muertos vivientes más aterradores que haya visto nunca. Básicamente son seres humanos muertos con sed de sangre, pero con las mismas habilidades que tenían al estar vivos, por lo que corren, saltan e incluso hacen piruetas si es necesario. A esto se le añade que, al morir, no necesitan descansar, por lo que escapar es prácticamente imposible (y sí, resultan creíbles y todo). Siempre que veo zombies digo que, si bien son aterradores y no dudaría ni un asalto si me tuviese que enfrentar a uno, no me parecen tan horribles como los vampiros o los fantasmas, ya que quizá, con un poco de astucia, puedes tener una oportunidad. Con estos definitivamente no es el caso, no hay apenas oportunidad de supervivencia. Simplemente imaginadlo. 

Aunque los personajes son bastante planos en general (tampoco es que haya demasiado tiemo para desarrollarlos), sí que destaca alguno. ¿Reconocéis ese secundario en toda película que acabas adorando incluso más que al prota? Pues éste no es sólo adorable si no que es la leche. Es como mezclar a Ron Weasley (adulto) con Rambo en una película de miedo, ¡es genial! En cambio, hay dos personajes a los que tarde o temprano vais a odiar con todas vuestras fuerzas, estaréis toda la película queriendo verlos devorados, esto es así.

Yo necesito a este hombre en mi equipo para un apocalipsis zombie

Por último, y aunque no suelo hacer esto a menudo, es necesario mencionar la fotografía. Esta película tiene unos planos tan impactantes como bonitos, logran un efecto muy interesante en algunas escenas, te chocan, te gustan y te tensan, todo al mismo tiempo.



En resumen, si os gusta el género zombie, "Train to Busan" debería ser una película imprescindible de ver. También la recomiendo a aquellos a los que les gusten historias en las que no puedas escapar de la tensión en ningún momento. Le doy un 8, sólo porque espero poder verla en versión original para subirle la nota (el doblaje es horrible, eso sí).

¿Habéis visto la película? ¿Os gusta el género zombie? ¿Qué película del estilo recomendaríais?

Arantxa