domingo, 15 de julio de 2018

Altered Carbon

¡Hola a todos!

Como os comenté el Lo mejor del mes de junio, he realizado un gran descubrimiento con la serie Altered Carbon, disponible en Netflix. Y como me toca hacer reseña de peli/serie, aprovecho la oportunidad.

¡Allá vamos!


La historia nos situa en el año 2384 en el que la tecnología a logrado el avance de poder transladar la conciencia humana a una pila insertada en el cuerpo (ahora llamado funda), y que es transportable. Nuestro protagonista, Takeshi Kovacs recibe el encargo de resolver un asesinato que todos consideran un suicidio. Mientras más adentro se va introduciendo en el caso, más turbio se va volviendo y amenaza con alcanzar una escala que quizá no pueda manejar.


Voy a comenzar hablando de lo que más me gustó, y es el concepto de la serie (que está basada en el libro homónimo de Richard K. Morgan), La simple (que de simple no tiene nada) idea de que la conciencia humana puede ser trasvasada de un cuerpo a otro me parece maravillosa por todo lo que plantea y voy a procurar no ponerme muy pesada con esto, lo juro, voy a ser escueta porque si no, estamos aquí hasta mañana. Desde la conciencia de yo a como la ligamos a un aspecto físico. ¿Hasta que punto dejamos de ser nosotros si no estamos en nuestro cuerpo? ¿Cómo sería si un día despertaramos y nuestro cuerpo (funda) se correspondiera a la de otro sexo? O pasando por preguntas como la eternidad. ¿Es el hombre capaz de pervivir eternamente sin cambiar ni corromperse o la muerte debería ser y es, un elemento ineludible? Me parece un tema muy interesante que da para mucho debate y reflexión interna. Por supuesto, todos estos son temas que se plantean a lo largo del viaje de Takeshi así como el papel de la religión en esta nueva idea de "vida eterna", las clases sociales y el poder adquisitivo en este nuevo tipo de vida, o la moralidad, ¿hasta dónde se llegaría por conseguir vivir para siempre? porque no olvidemos que si bien la conciencia es trasvasable, puede ser destruida quebrando la pila que la contiente.


Los primeros capítulos nos van situando en la trama y cuando pensamos que ya tenemos las cartas sobre la mesa se nos van abriendo nuevos interrogantes algo que creo, está bien llevado en la serie. Son episodios largos de unos 50´, algunos más introspectivos que otros respecto a los personajes principales pero todos con contenido que ayuda a ir desarrollando la serie. Iremos conociendo a Takeshi, a la teniente Ortega que fue la oficial encargada de resolver el supuesto asesinato, y al propio Laurens Bancroft, un hombre muy poderoso y viejo, que cree firmemente que la dureza de su caracter hace imposible que se quebrara hasta el suicidio. En ese sentido me gusta el desarrollo que van teniendo los personajes ya que cada uno tiene sus misterios, su historia y su por qué.

Por supuesto me estoy dejando muchísimas cosas fuera porque no quiero ponerme a desarrollar profundamente todas las tramas argumentales de la serie pero sí os voy a decir que vais a encontrar muchos y variados elementos. Hay acción, hay drama, hay investigaciones policiales, encontronazos del pasado, superación personal, psicópatas, amor, IAs... ¿alguién da más?

Cuando la terminé tuve ganas de volver a ponermela desde el principio para pillar todos esos detalles que vas pasando por alto y después cobran sentido. ¿La recomiendo? Ha quedado claro que sí.

¿La habéis visto? ¿Qué os pareció? ¿Os interesaría verla?

P.d.: Si os suena el actor que interpreta a Takeshi, es Joel Kinnaman que hizo de Rick Flag en el Escuadrón Suicida.

MJ