sábado, 25 de junio de 2016

Maus

¡Hola todos! Me he retrasado con la reseña, lo siento mucho, pero más vale tarde que nunca. Hoy por primera vez os voy a hablar de un cómic, el primero en ganar un Premio Pulitzer: se trata de Maus, de Art Spiegelman.

Maus es un cómic que salió en dos tomos y cuenta la historia real de Vladek Spiegelman, el padre de Art, un judío que, junto a su mujer, sobrevivieron al Holocausto. El hilo conductor es la entrevista (también totalmente cierta) entre padre e hijo.
Con este cómic tuve un grandísimo problema que no me había ocurrido antes con ningún otro libro o novela gráfica: la traducción. ¿Es un mal cómic? Desde luego que no. Es una historia muy dura, te pone los pelos de punta, y además la relación entre padre e hijo es increíblemente interesante, seguro que hubiera sido una trama que me hubiese quitado el sueño durante días, pero no pudo ser.

De verdad, la traducción era total y absolutamente nefasta.  A veces no nos damos cuenta de la importancia de los editores, pero es esencial. Era demasiado mala, hasta tal punto que parecía que lo hubiera hecho un inglés que está estudiando español. Para que os hagáis una idea, se invertían casi siempre el verbo "ser" y el "estar", y no os podéis imaginar cómo se utilizaba el subjuntivo. Imaginaos leer un Premio Pulitzer así (es un ejemplo, no una cita): "Yo era aterrorizado, como si sería encerrado en un sótano del que no podía salir".

 Aun con todo esto, la historia es escalofriante, todos los horrores relatados son reales, y lo que vivió Vladek, si bien tuvo mucha suerte respecto a la mayoría, no dejan de ser tan inhumanos que parece increíble que tantísima gente fuera capaz de hacer semejante daño todos los días. Leer este tipo de libros o ver películas sobre lo que ocurrió durante la II Guerra Mundial hace que a veces se pierda la fe en la raza humana. Me gustaría creer que aprendimos la lección, y luego veo las noticias y soy de nuevo pesimista frente a nuestro comportamiento respecto a los demás.

La manera de distinguir a los personajes es simple y eficaz. Todos son animales humanizados, es decir, tienen el cuerpo de una persona normal, pero la cabeza es de un animal, dependiendo de su religión o procedencia: los judíos son ratones, los alemanes (obviamente) son gatos, y los polacos son cerdos. Es una manera sencilla y eficaz de distinguir quién es quién, y no por ello la historia es menos realista o cruda.


Por último, me gustaría destacar que ésta ha sido la historia (ya sea en formato libro o película) que mejor ha reflejado el miedo que se sentía en aquella época. No hablo únicamente de los judíos, si no que explican el comportamiento de la sociedad que estaba "a salvo". La manera de actuar de los ciudadanos polacos es muy gráfica, en algunos casos (sólo en algunos) llegas a comprender por qué la gente de a pie denunciaba al resto, no me imagino cómo sería la vida en un clima de tantísimo terror, creo que no seríamos nosotros mismos, sólo pensaríamos en sobrevivir y mantener a nuestras familias con vida. 

No pienso poner nota a este cómic, ya que debido a la traducción no tengo las herramientas ni la capacidad necesaria para hacerlo, sólo os recomendaría que lo leyérais y juzgárais por vosotros mismos, pero aseguraos de que compráis una edición bien trabajada.

¿Habéis leído el cómic? ¿Qué cómic me recomendaríais?

Arantxa