jueves, 14 de julio de 2016

Ardiente verano

¡Hola a todos!

Esta semana me he querido cambiar mis lecturas y me he inclinado por la literatura romántico-erótica porque, de vez en cuando, apetece. Leí por ahí que esta novela estaba muy bien así que os traigo la reseña. 

¡Espero que os guste!

Título: Ardiente verano
Editorial: Éride ediciones
Nº de páginas: 476 (que se leen muy rápido)
Fecha de edición: 2011

 "Ardiente verano" narra la historia de María, una mujer divorciada y ahora viuda de su ex marido que ha decidido pasar el verano en el pueblo de éste, para estar con su hijo y su familia política. Para ella supone un sacrificio puesto que detesta el pueblo con su tranquilidad, sus costumbres y su naturaleza libre frente al bullicio lleno de vida de Madrid.

Allí tendrá que soportar a las tías cotillas, las tardes sin nada que hacer, los desmanes de su hijo adolescente demasiado protegido o la presencia molesta de su cuñado que le recuerda demasiado al ex marido que dejó atrás. Pero todo cambia una tarde en la que es seducida por un misterioso desconocido que no descubre su rostro, iniciando una serie de calientes encuentros sexuales (no hay otra manera de describirlo) mientras vamos profundizando en la historia.

En primer lugar me gustaría hablar de los personajes. Realmente he disfrutado con ellos, más allá de que estén bien diseñados (que lo están) entre las explicaciones, la narración y los diálogos vamos conociendo cuáles son sus motivaciones, porqué actúan como actúan y nos vamos encariñando con ellos. Sin lugar a dudas mi favorito es el abuelo. Tenéis que echarle un ojo al suegro de María porque es el que más se luce. Hacen falta personajes así en todos los libros. No es que sea brillante pero, desde luego, se cuela en el corazón de cualquiera. Es cariñoso, amable, se preocupa por su familia y coge el toro por los cuernos cuando tiene que hacerlo. Olé por él.

Una cosa que hay que tener clara es que es novela tanto erótica como romántica y ambos aspectos están muy bien equilibrados y desarrollados. No vais a echar nada de menos. Aunque María en ningún momento conoce el rostro de su misterioso amante ni es capaz de identificarlo, se ve a la legua quién es. No hay ningún tipo de suspense y aunque, en general, no me gusta que vayan tan a las claras en este caso disfruté muchísimo de la manera en la que la autora iba dejando pequeñas pistas caer, frases, descripciones, como guiños con el lector. 

Quizá el mayor fallo que le veo y que alarga bastante la novela y la hace un poco pesada (nunca pensé que iba a decir esto de una novela erótico-romántica) es que las escenas de sexo se hacen lentas. Abusa bastante de la descripción, metiendo cada mínimo detalle de lo que piensan, sienten, hacen y llega un punto en el que aburre. El erotismo y la franqueza están muy bien pero tampoco hay que pasarse. Eso sí, las escenas están muy bien diseñadas y no os vais a aburrir nada. 


En resumen, una novela que aúna a la perfección amor y erotismo. Con personajes humanos llenos de sentimientos, ilusiones y fantasmas, y con una historia muy bonita (no siempre perfecta) que contar. Yo le pongo un 7.5.

Os dejo aquí en enlace a la página web de la autora por si os interesa echarle un vistazo, también lo tenéis en la ficha técnica, en su nombre.


¿Habéis leído el libro? ¿Qué novela de este género me recomendaríais?

MJ