viernes, 3 de marzo de 2017

Calamity

¡Hola a todos!

Hoy traigo la reseña de Calamity, última entrega de la trilogía de Brandon Sanderson con los Reckoners. Ya sabéis que este hombre es mi ojito derecho xD

Así que, ¡allá vamos!

-Título: Calamity
-Saga: Reckoners 
1: Steelheart
2: Firefight
3: Calamity
-Autor: Brandon Sanderson (link a su web)
-Editorial: Nova

En este libro los Reckoners se enfrentan a una nueva aventura en la ciudad salina de Ildithia, antigua Atlanta, tras lo sucedido en Firefight. En un resumen muy general, por si no conocéis la saga, los Reckoners son un grupo de rebeldes que luchan contra los Épicos, humanos que han recibido poderes tras la llegada del cometa Calamity a la tierra y caen en la corrupción del poder que han recibido.

No quiero hacer spoilers así que trataré de ser lo más discreta posible para no cargarme acontecimientos de los libros anteriores, porque esta es una saga genial para quien no conozca al autor y quiera darle una oportunidad sin meterse con sus tochazos. Hay héroes, hay villanos, personajes geniales y acción a raudales. Señores guionistas de Hollywood, aprendan de un profesional.

Calamity supone el cierre de la trilogía (a la que todos esperamos que Sanderson regrese en un momento u otro) y como tal, debía responder a todas las cuestiones que había ido dejando abiertas. En muchas de las reseñas que he leído, el principal comentario era que el final del libro es demasiado veloz (en las últimas páginas lo liquida todo) y que no se atan todos los cabos

En cuanto al primer punto, estoy de acuerdo, no me hubiera importado que el autor dedicara más tiempo a desarrollar el final porque no es el desenlace de un libro, sino el de toda una trilogía. A veces escatiman en palabras tratando de facilitarnos la lectura cuando, en muchas ocasiones, esto no es necesario (aunque entiendo la dificultad de encontrar un equilibrio perfecto en el ritmo). 

En cuanto al segundo punto, solo coincido en parte. Es verdad que quedan preguntas que todos preferíamos que hubieran sido respondidas, pero las cuestiones principales del libro y de la trilogía fueron resueltas. Espero que, ya sea con la continuación de esta trilogía y los mismos Reckoners, o con otras aventuras del mismo mundo, Sanderson termine de desarrollar los puntos que le quedaron en el aire y que le sirvieron de cierre.

Me sorprendió gratamente la forma en que encajaron las piezas que había ido planteando durante las tramas de Firefight y Calamity. Porqué los épicos son así de villanos y no los héroes que todo el mundo esperaba (y también nosotros con toda la tralla de películas de superhéroes que tenemos cada año) y, como no, todo el misterio que envuelve a Calamity.




Otra de las cosas que más me gustó es la acción incesante del libro. Cuando pienso en la frase de Anibal del Equipo A "Me encanta que los planes salgan bien", después recuerdo a nuestro protagonista y la forma maravillosamente interesante en que se enredan sus planes y como se van al traste. Una cosa es segura, con Calamity no os vais a aburrir en ningún momento ¡no da tiempo! Si no está pasando algo interesante que os ate a las páginas, no os preocupéis, está a punto de ocurrir. 

En cuanto a los personajes, no puedo cerrar esta reseña sin hablar del principal. Oh David Charleston, ¿qué he podido vivir sin ti? Es divertido, entretenido, audaz, intrépido e impulsivo. El protagonista perfecto para una serie de acción. Su principal característica, además de no pensar demasiado las cosas antes de hacerlas, son sus símiles. Hace comparaciones que, a priori, no tienen ningún tipo de sentido pero dentro de su cabeza funcionan y en cuanto las explica también tienen sentido... a su modo jajaja. En Calamity eché de menos que tuviera más de esos maravillosos y absurdos símiles aunque lo compensó con unos cuantos momentos graciosos. También me hubiera gustado que Megan y él hubieran tenido más tiempo para ellos y desarrollaran su relación. No es que se me quedara corto, creo que fue lo justo y necesario pero hubiese querido más.

También tengo que hablar, brevemente, de Abraham. Con este sí quería que le hubiese dedicado más tiempo. Es lógico que en una novela breve con buena trama sea imposible narrarlo todo, pero por pedir que no quede =) Y como no, Cody. Sigue siendo el mismo de siempre, ese absurdo obsesivo amante de Escocia, con un humor retorcido y absolutamente encantador al que quieres matar y a la vez no soltar.


Quien es un crack, es un crack...
Voy a dejarme otros tantos personajes importantes fuera porque, aunque sea un cierre de trilogía, quiero que sea la posibilidad de que cualquiera que lea esta reseña la vea como una especie de introducción a la saga. Incluso con que os llame la atención mínimamente ya me doy por contenta.

Por último, quiero comentar una cosa que me mató durante todo el libro y odié profundamente. Es más algo anecdótico, pero después de dos libros llamando al grupo protagonista Reckoners, después de que en la misma portada venga bien escrita la palabra Reckoners... ¿porqué narices se empeñaron en traducir durante todo el libro la palabra por Exploradores? ¿porqueeeeeé? Puff, tenía que desahogar, aunque ya lo hice bastante en una entrada de opinión sobre traducciones pero nunca es suficiente.

P.d.: Otra cosa que no quiero hacer es comparar este libro con otros del autor precisamente porque están dirigidos a públicos diferentes y no me parece justo equiparar libros de 800-1000 páginas con otros de 400. Obviamente el desarrollo no va a ser el mismo.

¿Habéis leído el libro? ¿Qué os ha parecido? ¿Cuál es vuestro libro favorito del autor?

MJ