domingo, 19 de marzo de 2017

Las debutantes

Hola a todos.

Hacía tiempo que estaba en fase de lectura de novelas románticas especialmente de ambientación histórica, mis favoritas, y ataqué el libro de Sarah MacLean, Las debutantes, aquí os dejo la reseña.

-Título: Las debutantes
-Autora: Sarah MacLean (enlace a su página web)
-Editorial: Versátil
-Páginas: 288
-Fecha de publicación: 2016

Las debutantes nos cuenta la historia de Lady Alexandra Stafford, una joven de buena cuna que no encanja con lo que se espera de una dama de su alcurnia. Tiene carácter, la lengua afilada y ninguna intención de casarse a no ser que el amor llame firmemente a su puerta, todo ello aderezado con una trama de espías franceses en unas pocas 288 páginas.

Tenía muchas ganas de leer más libros de Sarah MacLean porque Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja (os tengo que traer un día la reseña) me había sorprendido muy gratamente y esperaba de este libro, algo similar. 

"Nueve reglas..." fue adictivo, divertido y los protagonistas geniales. Y me pareció una gran pena que Las debutantes no estuviera, ni de lejos, en ese nivel, ni de leeeejooooos. Hacía tiempo que me costaba tanto terminar un libro romántico porque me encantan (y mira que los he leído malos). Vuelve a mí el mismo pensamiento de siempre ¿le habré puesto demasiadas expectátivas? Os juro que siempre me prometo no hacerlo, con cada nuevo libro, con cada nueva película o serie. "Mj, no cometas el mismo error, la piedra está hasta las narices de tí" y... ¡zasca! otra vez tropiezo. Empiezo a pensar que no tengo remedio. 

Os odio expectativas.

En Las debutantes todos los personajes son perfectos (entiendo que es una novela romántica juvenil y quizá por esto, no profundizó tanto en ellos) pero... son todos jovencísimos, de importantes familias nobiliarias (todos de edad similar), guapos, divertidos y ricos; en resumen, perfectos. Me hizo imposible empatizar con ellos, ni siquiera con los protagonistas y eso es mucho decir.

Lady Alexandra empieza manteniendo una postura muy interesante, de fuertes conviciones feministas y empoderamiento de la mujer, algo que siempre agradezco. Es un personaje que podía haber dado mucho más de sí. Ideas propias, carácter para defenderlas, amigas que la apoyan... tardó un par de semanas en cambiar de opinión, enamorarse y decidir que el matrimonio no era tan mala idea (por supuesto con alguién guapo, rico y encantador, no vaya a ser que el joven en cuestión sea cochero y se monte un escándalo). Quizá el que fuera un personaje tan voluble fue una de las cosas que más me molestó, porque no creo que el enamorarse tenga que hacer que uno cambie. Puedo considerar un personaje feminista y fuerte sin necesidad que una historia de amor rompa con los cimientos de lo que caracterizaba al personaje.

La historia de amor es precipitada y poco sólida. Sé que 288 páginas dan para poco pero la protagonista pasó de decir que no había nadie en quien pudiera fijarse a estar profundamente enamorada y practicamente con un pie en el altar. Hubiese preferido que, tanto por parte de ella como por la de él, la relación se desarrollara con más profundidad. Se me hizo muy superficial y en algunos puntos rídicula, especialmente a partir de la segunda mitad del libro. Lo podría resumir en: me peleo, me reconcilio, me pongo celosa/o, me peleo, me reconcilio, se lo cuento a mis amigas del alma (que también son perfectas) me peleo, me reconcilio... tooooodoooooo el rato. Esto, ehhh... ¿previsible? Pues sí, bastante.
  
En el libro hay una trama de espías franceses, pero no voy ni a entrar a comentarlo, absurda y sin sentido. Esas pocas páginas en las que "enredaba" la historia hubieran estado mejor empleadas en que los personajes parecieran más interesantes y dieran los pasos que debían poco a poco. ¿Comenté antes que la relación romántica era previsible? (y eso que no espero milagros en los libros románticos, son lo que son y punto) pero tenéis que esperar a leer la parte de los espías, la cota de previsibilidad alcanza niveles increíbles y en las primeras cincuenta páginas ya se sabe quien es el espía ... salvo los personajes que deben saberlo por supuesto. Entiendo que no sea el secreto del siglo pero al menos que le de un poco de vidilla al asunto. Para no despedirme diciendo todo cosas negativas diré que se lee con mucha facilidad y en una tarde podéis terminarlo. 
 
En resumen: una historia aburrida, PREVISIBLE, de personajes superficiales que, por mi parte, no recomiendo. Si tenéis curiosidad por la autora probad con otros libros como Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja que merece mucho la pena. Por mi parte tengo ganas de leer más libros de Sarah MacLean porque es buena autora y seguro que tiene otros tantos libros geniales. Las debutantes se lleva un 3, siendo generosa, muuuy generosa.

¿Habéis leído algún libro de la autora? ¿Qué libro romántico me recomendaríais?

MJ