jueves, 18 de febrero de 2016

Seraphina

Título: Seraphina

Autora: Rachel Hartman

Editorial: Nocturna Ediciones

Fecha de publicación: 2015

Número  de páginas: 529



¡Hola de nuevo!

Hoy traemos la reseña de un libro que tenía muchísimas ganas de leer, Seraphina. Lo vi hace unos meses en el Fnac y fue de esos que dices ¡me lo tengo que llevar! Al final tuve la excusa perfecta con la Lectura Conjunta que organizaron varios blogs (os dejó ahí en link por si alguien quiere echarle un vistazo, aún estáis a tiempo de uniros). Menos mal que me decidí a leerlo porque me ha dejado maravillada. Aunque también quería leer Escamas, que es la continuación de esta novela, he decidido dejarlo para más adelante debido a todos los libros que tengo pendientes y estoy retrasando, pero no tardaré mucho en echarle la mano encima.


El libro cuenta la historia de Seraphina, una muchacha que vive en Goredd y que tiene una habilidad innata con la música, heredada de su madre, que le ha permitido entrar a trabajar en la corte. En esta novela humanos y dragones conviven bajo un Tratado de paz, aprendiendo los unos de los otros. Aunque es una paz frágil que no muchos desean ya que aún se recuerdan los estragos de la guerra que hubo entre ambos pueblos. Tan frágil que ahora se tambalea cercana a la víspera de su aniversario, ya que un miembro de la familia real ha sido asesinado y como no, nuestra joven protagonista acaba envuelta en todo el enredo para descubrir la verdad mientras mantiene a salvo sus propios secretos.

Al comenzar la lectura, lo primero que me llamó la atención fue el prólogo ya que es muy bueno. Te presenta a los personajes y ciertos detalles, lo justo para que pique la curiosidad y solo quieras leer más. Desde el inicio sabes que Seraphina guarda un secreto que va a determinar toda su vida y personalidad mientras continuas pasando las páginas con la autora dando pistas y deshilando la madeja que te permitirá descubrirlo. 

Por otro lado todos los puntos de misterio e intriga que Rachel Hartman va abriendo se van cerrando a su vez, sin perder esa intriga que te hace devorar las páginas, ya que van apareciendo cosas nuevas. De principio a fin, tiene un ritmo genial, yo diría que perfecto. Lo leí en dos días, ya digo que no podía parar de leer y en ningún momento me pareció que fuera ni demasiado lento ni muy rápido.

Seraphina me pareció un personaje genial, perfectamente desarrollado, profundo, al que puedes entender en todo momento, con todo lo que hace y piensa a pesar de que haya decisiones que tu no hubieses tomado en su lugar. Pero como todo tiene sentido, la evolución del personaje se ve natural. La única cosa que me falló de ella es que en la novela se debería haber desarrollado más la parte musical. Se sabe que Seraphina es muy buena y que toca varios instrumentos pero nada más, en ese sentido las escenas musicales no llegan a tener todo el efecto que deberían al ser uno de los aspectos más importantes de su carácter.

No puedo pasar esta reseña sin hablar de los dragones. La relación entre ambas razas también está muy bien trabajada. Existen las rencillas y el rencor lógico que persisten tras una guerra, y a la vez, las nuevas generaciones que solo han conocido la paz y ven todas sus ventajas. Los dragones en general, son mi criatura mágica favorita y a lo largo de los años los he visto de distintos tipos. Dragones que eran solo animales, sin capacidad de raciocinio y lingüística o dragones más parecidos a nosotros mismos, con habilidades y sentidos semejantes, capaces de hablar, poseedores de moral; o incluso en algunos casos, dragones que asemejaban más a dioses. 

Los que aparecen en este libro tienden más al segundo concepto, tienen la capacidad de hablar, de razonar y también pueden sentir. En cierta medida se parecen mucho a los humanos aunque lo que nosotros consideramos nuestra virtud, que son los sentimientos, la capacidad que tenemos para el arte y la expresión, para ellos es nuestro máximo defecto y lo rehuyen hasta el punto de extirparlo por completo de sí mismos. Creo que el haberles establecido como iguales a los humanos y a la vez dotarles de caracteres tan distintos, da muchísima profundidad y detalle. De ahí se podría sacar mucha historia. Y para mi gusto, la autora le saca buen provecho.
Rick Riordan comentó del libro: "¿Crees que lo has leído todo sobre dragones? ¿Crees que es un tema que ya no da más de sí? Seraphina hará que cambies de idea".
Puedo decir que estoy totalmente de acuerdo con él.

Hay otro aspecto que quería mencionar, en este caso es negativo, casi la única tacha que encontré en el libro, y es la relación romántica que aparece en él. (Seguro que hay más cosas que se podrían decir pero me gustó tanto que no creo estar siendo demasiado imparcial). Me sobró completamente la historia de amor. A parte de que se veía venir a la legua, parece que ya no se pueden leer novelas juveniles en las que no haya una bonita pareja, profunda y devastadoramente enamorada contra los designios del destino. En este caso me pareció bastante falsa y forzada. Si estuviera en mi mano hubiese prescindido por completo de ella. La historia es lo suficientemente buena para que no le haga falta caer en el topicazo.

En resumen, el libro me gustó muchísimo. Ha sido encontrar una pequeña joya y creo que tiene un merecido 8.

Por aquí os dejamos los links a las redes sociales de la autora por si queréis echarle un vistazo.

Links de la autora:
Twitter: https://twitter.com/_rachelhartman

¿Vosotros que opináis? ¿Habéis leído el libro? ¿Os gustan los dragones? (Son mi debilidad)

¡Espero que os haya gustado!

MJ