viernes, 8 de junio de 2018

Sueño del Fevre

¡Hola a todos!

Me gustaría empezar la entrada diciendo: ¡por fin me he leído un libro de George Martin! Y ya era hora. Pese a que la mayor parte de los lectores le conocen por Canción de Hielo y Fuego, nunca he querido leerme la saga (aunque la serie me encanta) y sin embargo, sí llevaba tiempo con curiosidad sobre esta novela de vampiros. Así que sin enrollarme en ninguna introducción, ¡allá voy!

-Título: Sueño del Fevre
-Autor: George R. R. Martin (Web, Facebook y Twitter)
-Género: Fantasía/vampiros
-Editorial: Gigamesh (Web, Facebook, Twitter y Youtube)
-Fecha de publicación: 1982
-Número de páginas: 356

Abner Marsh es un hombre de río hecho a sí mismo cuya compañía de paquebotes está al borde de la ruina a causa de una fuerte helada que ha destrozado los barcos de vapor de los que se sentía tan orgulloso. Es entonces cuando recibe la oferta de un elegante hombre llamado Joshua York. A cambio de aportar capital y construir el barco de vapor más veloz y hermoso de todo el río Missisipi, tendrá que cumplir unas pocas condiciones, que acaba aceptando porque en su mente solo hay un sueño, batir al Eclipse, el  vapor más rápido que surca el río.



Hay tres cosas que me gustaron especialmente de la novela. En primer lugar creo que voy a colocar las descripciones no porque sea un elemento que me gustase más que el resto, sino simplemente porque me sorprendieron. Se que George Martin es muy bueno en lo que hace pero algunos de sus parrafos son para enmarcar. Utiliza las palabras y las sensaciones maravillosamente, sin perder estilo y con claridad. Imágenes que se te quedan grabadas gracias a la selección de palabras del autor.

En segundo lugar (voy a dejar para el último mi favorito) es la pezado historia de vampiros que se montó. Cuando pienso en vampiros pienso en cierta elegancia y misterio y el haber escogido las orillas del Missisipi y sus vapores del siglo XIX es todo un acierto, porque acentúa ese aire de incógnita. Ha modificalo la leyenda típica que conocemos pero para darle coherencia, sentido y posibilidad, no un simple recoger de elementos para mezlcarlos sin ton ni son.

Pasamos a mi punto favorito y fue sin duda Abner Marsh, nuestro protagonista. Que queréis que os diga, ese hombre me ha llegado al corazón. Tengo debilidad por el tipo de personajes fieles y leales y el encarna esas virtudes a la perfección. Si buscáis un amigo el debería estar en el puesto número uno. Valiente, hombre de palabra, sentato y coherentemente construído, es el personaje que nos acerca a ala historia y a la misteriosa figura de Yoshua York y el misterio que le acompaña. Es nuestra puerta a la cámara de lo desconocido y vais a agradecer poder acompañarle durante todo el trayecto, creedme.

Otro toque de la casa que podemos ver en esta novela (y se que es característica de George Martin gracias a Arantxa), es que la trama empieza de forma bastante pausada, mucha descripción y poco movimiento pero empieza a acelerar a un ritmo paulatino casi imperceptible y cuando te quieres dar cuenta, te estás devorando el final ¡y quieres más hojas! No pensé que me fuera a ocurrir, pero efectivamente, me pillo por banda anhelando más.


Si tuviera que añadir algún factor negativo es que el papel femenino es practicamente nulo y relegado a un segundo lugar. Había un par de personajes de los que me hubiera gustado saber más o que tuviesen más relevancia en la trama. Entiendo que en la sociedad y época en la que sucede la novela (1850) tampoco puedo pedirle peras al olmo (y que fue publicada en 1980) pero ahí está.

En resumen: recomiendo la novela, oh por supuesto que sí. Es buena, es adictiva, está perfectamente construída y tiene un personaje central sin una sola tacha (insisto en lo de su coherecia) está perfectamente integrado y le vaís a adorar. La novela tiene una progresión de ritmo intachable y si buscáis algo interesenta de vampiros misteriosos cuyas leyendas se funden en la nibla como su figura, lo habéis encotrado. 

¿Qué os ha parecido? ¿Conocéis el libro? ¿Que otras novelas de vampiros me recomendaríais?

MJ