jueves, 9 de agosto de 2018

Cómo comenzar a leer sobre Historia

¡Hola a todos! Hoy me apetece hacer algo nuevo en este blog, y es que me he dado cuenta que apenas hablo de libros relacionados con la Historia, a pesar de ser una parte muy importante de mi vida. Es algo que personalmente me apasiona y que me gustaría estudiar en un futuro, y está algo infravalorado aquí, ya que es la "asignatura aburrida" por excelencia. Por ello, voy a demostrar por qué eso no es cierto y cómo podemos comenzar a leer este tipo de libros.

Quisiera añadir que sólo escribiré consejos, no recomendaré nada en concreto, ya que me parece que la Historia abarca tantísimo que no sería adecuado y que es mejor que cada uno se adentre a su manera. No obstante, si veo que os ha gustado la idea, quizá escriba otra entrada hablando de libros específicos.

¡Allá vamos!




1. Céntrate: esto es un buffet libre.


Pensad en esto: la Historia es la materia que nos relata nuestras vivencias desde el origen de la Vida, nuestros primeros pasos en la Tierra hasta que fuimos capaces de interconectarnos a lo largo del Planeta, así como todo lo que hay entre medias. ¿Cómo es posible que no os pueda gustar NADA? Personalmente no lo creo. Es como si estáis en un buffet libre de un hotel con todas las comidas del mundo y decís que no os gusta nada, ¿entonces cómo os alimentáis para sobrevivir? ¿Hacéis la fotosíntesis? 

¿Cuál es el problema, entonces? Encontrar qué os puede interesar; y como ello lleva tiempo y  trabajo, os dejo alguna directriz para que sea  un poco más sencillo. No es necesario cumplirlas todas o hacerlo en order, son sólo pequeños consejos que se podrían seguir.

1.1. Elegid una época

Imaginad que habéis visto la película "Braveheart" y os picó la curiosidad por saber quién era William Wallace: o que habéis leído "El niño con el pijama de rayas" y no sabíais que eso pasaba durante la Segunda Guerra Mundial; o que Pocahontas en realidad sí existió y salvó a John Smith; o que... Podría seguir así la vida entera. Es importante averiguar qué época os interesa más, ya que al fin y al cabo vais a leer para vuestro propio placer, no para hacer un examen. Yo descubrí mi pasión por la Historia gracias a la mitología griega. Ya me gustaba anteriormente, pero no fui realmente consciente de ello hasta que empecé a investigar o a ver películas relacionadas. Eso sí, considero que, en general, cuanto más se acerca la época a la actualidad, más compleja se vuelve y quizá sea más complicado leer, pero si de verdad te gusta una determinada década o siglo, deberíais cruzar la línea y lanzaros.




1.2. Elegid una temática

¡Anda que no ha hecho cosas interesantes el ser humano! En clase estamos acostumbrados a que nos relaten lo más importante y se centren sobre todo en política o en guerras, pero la Historia va muchísimo más allá. ¿Te apasiona la música? Lee algo sobre tu compositor favorito. ¿Te gusta el deporte? La Historia está llena de ello. ¿El cine? Tienes más de un siglo para investigar. No os quedéis con lo típico si no os llama la atención, si las personas somos complejas, imaginad todo lo que hemos podido hacer a lo largo de los milenios, el abanico es infinito. A mi siempre me ha interesado los cotilleos palaciegos: quién se acostaba con quién, cómo influyó en el gobierno de un país, el papel de los amantes en la Corte, etc. Y ahora mismo estoy más centrada en el papel que tuvieron las mujeres en el gobierno a lo largo de los años, aunque no tuvieran un poder legítimo o legal.




1.3. Un buen emplazamiento siempre es importante.

Vale, no encontráis una época que os llame la atención y no hay ninguna disciplina que os parecezca especialmente interesante. No obstante, vuestro sueño siempre fue conocer Francia, o Estados Unidos, o Inglaterra... ¡Pues probad a buscar su Historia! Bien es cierto que yo busco especialmente Historia de España, pero si quiero ir a algún lugar, me gusta conocer su cultura y su evolución, ya que te permite conocer sitios nuevos en esa ciudad a la que tanto has querido ir Y ENTENDERLOS. A mi me encantaría ir a la Torre de Londres, no sólo porque es típico y parece precioso, si no porque ahí se preparaban las reinas antes de su coronación y otra mucha gente (incluidas algunas de esas reinas) acabó ahí encerrada a la espera de su muerte. Como os dije, a mi me va el salseo histórico, y la Historia de algunos sitios dicen mucho acerca de quiénes somos ahora (de ahí que sea tan importante conocerla).



2. Empezad con novelas.

Quizá éste sea el consejo más personal, pero creo que es importante, ya que la mayoría solemos leer novelas, es a lo que estamos acostumbrados. ¿Cómo vamos a empezar a adentrarnos en la Historia con un ensayo o una biografía, si no estamos habituados? Sería un fracaso absoluto. Es evidente que, al ser una novela, habrá partes ficticias y reinterpretaciones del autor, pero pensad que para escribirla ha tenido que pasarse al menos meses investigando y leyendo sobre aquello de lo que haya escrito, así que la idea general será fiel. Por otro lado, lo bueno que tiene leer una novela es que luego investiguéis por vuestra propia cuenta y comprobéis qué es verdad o no, incluso que vosotros mismos formuléis vuestras teorías al respecto. Así es como yo llegué a leer ensayo, a base de investigar novelas y películas.




3. Esto no es una competición, para cuando quieras.

Os parecerá una tontería, pero considero muy importante que a veces se pare de leer cuando estamos ante el género histórico, más aún si ya hemos pasado la barrera del miedo y estamos con ensayos/biografías. Yo estoy actualmente leyendo un libro sobre la historia y evolución de la mujer, pero lo tengo paradísimo, ya que lo considero una lectura que tener ahí y que poder ojear de vez en cuando, no lo debo terminar ahora porque sí. Éste en concreto va desde las primeras representaciones femeninas en la pintura ruprestre a la actualidad, de modo que no me apetece leerlo de seguido.




4. Pero sigue leyendo.

Igual es porque me gusta, pero considero que la Historia, aunque lo consideréis una estupidez, es una de las materias más importantes que deberíamos estudiar, quizá no a nivel académico pero sí humano. Es nuestra propia biografía, nos enseña a saber quiénes somos y cómo hemos llegado hasta aquí, nos muestra nuestros errores para no volver a cometerlos y nos ayuda a comprendernos mejor. Por ello pienso que siempre deberíamos leer algo de Historia, aunque sea poquito.




Espero que os haya convencido un poquito para que, en algún momento, le deis una oportunidad a la Historia. ¡A veces hasta supera la ficción!




Arantxa